Elecciones en el Colegio Profesores: Todos los “disidentes” unidos en contra de Jaime Gajardo (PC)

0
3

Para el próximo 23 de noviembre están programadas las elecciones internas en el Colegio de Profesores, gremio que elegirá a la directiva nacional, regional, provincial y comunal, a lo largo del país, en medio de un escenario que, para el actual presidente del Magisterio, Jaime Gajardo (PC) no es favorable para su reelección, debido a los cuestionamientos que sus propios pares han manifestado públicamente. En tal sentido, hay que recordar que la disidencia contra el esquema aplicado por Gajardo, ha dicho en forma clara que el Colegio de Profesores vive una profunda crisis que es indesmentible, un gremio que ha perdido credibilidad, influencia y peso en la sociedad chilena, añadiendo que la forma cómo se ha conducido el gremio ha amenazado su autonomía, subordinándose a las políticas del Ministerio de Educación (MINEDUC).

Al interior del Magisterio serán varias las listas que se presentarán en los comicios de noviembre, una de ellas representada por el cuestionado Jaime Gajardo y otra del grupo de disidentes que irá en sub-listas que identifican las distintas orgánicas y miradas que hay en el gremio y que lideran Mario Aguilar y Darío Vásquez. Es así como habrá una sub-lista del Movimiento Amplio por un nuevo Colegio (Darío Vásquez), la sub-lista del Movimiento Refundación –que encabeza Mario Aguilar-, la sub-lista del Frente de Profesores Radicales y otros movimientos más pequeños.

La disidencia apuesta a que el nuevo Colegio de Profesores sea modelo de una organización democrática, participativa y transparente, superando el viejo estilo de trabajo social que, aseguran, ha tocado fondo. Un modelo que, como afirman los docentes disidentes concentra las decisiones en las cúpulas y considera a las bases, únicamente, como una masa disponible para mostrar fuerza en las movilizaciones.

A través de un manifiesto la disidencia del Magisterio, bajo el lema, “Disidentes unidos: somos fuerza, seremos cambio”, plantea que “hay que recuperar el sentido ético de la acción gremial. Como en tantas instituciones, en nuestro gremio también se instalaron las malas prácticas, la falta de democracia, la manipulación. Nuestra tarea es corregir esto, hay que desterrar esas malas prácticas, debemos ser un ejemplo de que es factible recuperar la decencia en la acción gremial, de manera que nuestro gremio se convierta en un modelo de lo que aspiramos como convivencia democrática para Chile”.

En entrevista con EL MURO, Mario Aguilar, Prosecretario Nacional del Colegio de Profesores cuenta detalles de cuál es el escenario que enfrenta el gremio ad portas de las elecciones internas, los resguardos que se adoptarán para evitar que se generen situaciones anómalas como las denuncias en los comicios de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) -con alteración de los padrones, nombres de asociados que extrañamente no figuraban en las fichas y el aumento explosivo de socios en determinados sindicatos- y en la de la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (ANEIICH) –en donde ocho candidatos al directorio nacional denunciarán una seguidilla de irregularidades ante los tribunales electorales- todos procesos, en donde igual que en el caso del Colegio de Profesores, tienen en común el rol poco “claro” del Partido Comunista.

¡Más profesores a votar y a fiscalizar!

Según Mario Aguilar el primer aspecto que es importante rescatar es el interés que están manifestando los profesores por participar en las próximas elecciones, lo que no se vio reflejado, por ejemplo, en los últimos dos procesos internos, donde primó la apatía. El padrón electoral, señala, será cercano a los 53.000 docentes.

¿Por qué los docentes quieren, ahora, sumarse y participar en las elecciones?, ¿cuál es la razón de fondo de este cambio? El Prosecretario Nacional del Magisterio, lo aclara: “Es evidente que los episodios vividos en los últimos tiempos, tanto en la llamada rebelión de las bases que se produjo en la discusión de la agenda corta como el tema de la carrera docente, evidenciaron que hay una crisis de representatividad bastante grande por parte de quienes han conducido el gremio, se alejaron del sentir del profesorado, privilegiando más bien su militancia en la coalición de Gobierno, privilegiando las políticas del gobierno de turno y abalando las distintas decisiones del Gobierno”.

Agrega que “el profesorado de base está muy desconforme con las políticas gubernamentales en educación, con la reforma educacional en general, con el tema de la carrera docente. El malestar es muy grande y los profesores sienten que necesitan ser representados por dirigencias que tengan autonomía con el gobierno de turno, que tengan autonomía de la coalición de gobierno, autonomía de las cúpulas partidistas, porque les ha quedado claro que, al no existir esa autonomía, resultan perjudicados”.

-¿Lo que, precisamente, se ha cuestionado de la gestión de Jaime Gajardo es su marcada militancia en el Partido Comunista y la tendencia a aplaudir las iniciativas del Gobierno del que forma parte?

Creo que es, altamente improbable que Jaime Gajardo sea reelecto y si en un escenario hipotético continuara como presidente del Magisterio seguiría subordinado a las orientaciones que vinieran desde las cúpulas partidistas de la coalición. Nosotros decimos que al gremio no le corresponde alinearse ni como miembro de un gobierno y tampoco como su contrario. La labor del gremio es representar las demandas, necesidades y problemáticas del profesorado, luchar por esas demandas y si eso significa, en determinado momento, enfrentar a un gobierno hay que hacerlo.

-¿Cuánto ha afectado al movimiento sindical que sus presidentes sean parte de la coalición de turno como es el caso de los comunistas, Bárbara Figueroa en la CUT y Carlos Insunza en la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Impuestos Internos y que los socios los perciban más cercanos a las políticas del Ejecutivo que a las demandas de los trabajadores?

No es un pecado ser militante o profesar determinadas ideas, el pecado de base es subordinar la acción gremial o sindical a las orientaciones que vengan desde las cúpulas partidistas en función de otros intereses que no sean los del gremio. Eso, es lo que se cuestiona. Como gremio realizamos una acción que tiene una carga política cuando discutimos leyes, cuando vamos al congreso, cuando interactuamos con las autoridades, pero el problema es que hay que despartidizar al gremio que es distinto de despolitizarlo.

-¿A qué se refiere en concreto?

A que no pueden venir los partidos a manejar las decisiones del gremio, el gremio toma sus decisiones en función de sus órganos, de sus asambleas. Nosotros vamos a impulsar una democracia más profunda como es la idea de instalar en forma obligatoria la consulta a las bases cuando haya que tomar decisiones y que esas consultas sean vinculantes para la dirigencia, de manera tal que, realmente, mande la base y no mande una cúpula que como hemos visto, muchas veces, se subordina a intereses externos del gremio y no a lo que el propio profesorado acata. Vamos a promover un Congreso Estatutario con amplia participación de la base para generar nuevos estatutos dentro del gremio, queremos convocar a un congreso pedagógico para que desde el propio gremio y con la participación de miles de docentes surja una propuesta educacional para el país. Tendremos auditorías a nivel nacional y regional, estableceremos mecanismos de control presupuestario más transparentes y difundirlos en la página web. Y vamos a reforzar nuestro vínculo con los movimientos sociales, no tanto con la clase política, para levantar opciones de cambio en el país.

Cabe señalar que uno de los temas en los que, por estos días, mantiene concentrados a los docentes del país es que, en el marco de las elecciones del directorio el próximo 23 de noviembre, no se produzcan irregularidades ni vicios. Al respecto, el Prosecretario Nacional del Colegio de Profesores plantea que se hará un trabajo de alerta máxima, donde los profesores jugarán un rol fundamental.  

Mario Aguilar indica que “el episodio de la CUT fue una gran vergüenza nacional, un episodio bochornoso. Nosotros tenemos una dirección directa, no votan sólo los dirigentes, sino que vota el profesor colegiado. Tenemos que resguardar que todo el proceso sea limpio en términos de padrones, que los comités electorales se constituyan de manera transparente y en forma plural. Es una preocupación y estamos organizando a toda nuestra gente para hacer una red de vigilancia del proceso electoral y también vamos a llamar al profesor de base para que vigile el proceso electoral”.

Añade que “las redes sociales, el que la información fluya de manera instantánea, nos permitirá llevar un control mucho más directo, más rápido de lo que vaya ocurriendo en las votaciones en las comunas y, de esa manera, antes que los resultados lleguen a Santiago y se procesen acá y, en ese trayecto entre la comuna y la instancia central, a veces podrían ocurrir situaciones extrañas, vamos a prevenir, pidiendo a los profesores que resguarden y dejen registro de cómo fueron las votaciones y comprobar que coincida lo que ellos registraron en las votaciones en las comunas y lo que después se informa centralmente”.

Daisy Castillo Triviños/EL MURO

Foto: Agencia Uno

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here