Escenarios ante las elecciones presidenciales 2017: ¿Y si Piñera decide no repostular a La Moneda?

0
2

Aunque la carrera presidencial está desatada, con varios postulantes desplegados promoviendo sus candidaturas, el ex Mandatario, Sebastián Piñera, mantiene inalterable su itinerario. Pese a que varios dirigentes de Chile Vamos lo han emplazado a adelantar la determinación de si va a competir o no, éste ha señalado que la definición la anunciará en marzo del próximo año.

Quienes conocen al empresario, señalan que son distintas las razones que lo han llevado a no modificar su hoja de ruta. Un primer motivo es que el ex jefe de Estado siente que no tiene necesidad de apurar el tranco considerando que sigue siendo la figura presidencial mejor evaluada en las encuestas, y que por lo tanto, mientras ese cuadro no cambie, él puede seguir manejando sus tiempos políticos.

En el conglomerado, y en Renovación Nacional (su ex partido), algunos piensan que esto es un error, porque consideran que la ventaja que mantiene Piñera sobre otros probables contendores no es tan amplia, y sobre todo, porque según la última encuesta CEP, un 62% de los consultados no tienen definido un candidato presidencial para las elecciones del próximo año.

“Hay un espacio enorme de personas a las que se debe convencer, ya que no se sienten identificados con nadie. Entonces, entre antes salga el ex Presidente hacer ese trabajo, mucho mejor”, señala un dirigente de Chile Vamos.

Ese planteamiento contrasta con la postura del ex Mandatario y su círculo, en cuanto a que  piensan que ingresar ahora a la carrera presidencial es desgastarse innecesariamente antes de tiempo. A juicio del piñerismo, esto tendría como efecto inmediato, que los actuales precandidatos presidenciales de la Nueva Mayoría apunten todas sus críticas hacia el empresario, con el propósito de debilitar su posición actual.

“Para qué exponerse a un escenario beligerante como ese, donde no solo quedaría bajo fuego cruzado el ex Presidente, sino que además podría alterar el foco en las elecciones municipales, que es donde debemos colocar todo nuestro esfuerzo ahora”, opina un cercano al piñerismo.

La lectura que hacen en el cenáculo del empresario es que en la práctica aparece como presidenciable, sin serlo, lo cual le entrega una serie de ventajas, como poder participar de la campaña municipal, evitando ser blanco de cuestionamientos.

Precisamente esta elección es otro de los factores que ha incidido en la decisión del ex Presidente de no adelantar su opción presidencial. Y es que gran parte de su determinación se resolverá según los resultados que obtenga Chile Vamos en este proceso.

Al igual que diversos analistas, en el piñerismo estiman que no habrá cambios sustanciales en relación a los comicios de 2012, y que las diferencias entre el conglomerado oficialista y la oposición no serán sustantivas. No obstante, siempre pueden haber sorpresas, y es por eso que en el círculo del empresario prefieren actuar con resultados en mano, especialmente en el actual escenario, que es muy difícil de predecir, toda vez que el voto es voluntario y se espera una abstención aún mayor que la registrada hace cuatro años.

En Chile Vamos asumen que solo un descalabro electoral –que descartan- podría alterar los planes presidenciales de Piñera en cuanto a repostular a La Moneda. “Si la correlación de fuerzas se mantiene relativamente igual, será un punto a favor para que el ex Presidente decida competir”, asegura otro alto representante de Chile Vamos.

Y es que obtener resultados municipales dentro de los márgenes que espera la coalición de centroderecha, impedirá a su vez que otros candidatos presidenciales descolgados, como Manuel José Ossandón y José Antonio Kast, tengan espacio para criticar a Piñera y responsabilizarlo a él del mal desempeño electoral.

Así, para el piñerismo -además del número de votos que alcance Chile Vamos a nivel de alcaldes y concejales- será clave lograr algunos triunfos y recuperar comunas emblemáticas como Providencia, Santiago, Maipú y Concepción, ya que eso permitiría inyectar una sensación de cambio y de triunfo a la vez.

El fantasma de la capitulación

Para un importante dirigente del pacto opositor, el escenario político no será el que termine pesando en la decisión de Sebastián Piñera de repostular al sillón de O´Higgins.  “Si las elecciones fueran este domingo, el ex Presidente gana sin discusión la presidencial”, afirma este representante de Chile Vamos.

Y agrega que la determinación de Kast o de Ossandón de competir en primarias o en primera vuelta, tampoco es gran tema para el ex Mandatario.

El factor que a juicio de este personero sí podría llevar al ex Presidente a no repostular, es la situación económica del país, y el estado de las finanzas públicas.

Según el dirigente, un aspecto que realmente inquieta al ex Presidente es no contar con los recursos suficientes para poder desplegar un buen segundo gobierno, entendiendo que solo tiene cuatro años para planificar y ejecutar.

Y si bien, plantea esta autoridad, el ex jefe de Estado podría recomponer el alicaído estado de ánimo y la confianza de los empresarios para reactivar la economía, la pesada mochila financiera con que va a dejar el gobierno de Bachelet al Estado debido a las reformas que ha impulsado, son una variable que preocupa a Piñera.

Este punto  no es menor, porque quienes conocen al ex Presidente saben que éste siempre intenta apostar sobre seguro, y si observa que existe un riesgo real de no poder hacer un gobierno que tenga como piso los resultados de su primera administración, especialmente en materia económica, puede que termine capitulando.

Esta sería la verdadera razón por la que Renovación Nacional, aun cuando valora el liderazgo que tiene Piñera en el país, sigue adelante con su decisión de llevar candidato presidencial propio, que hasta ahora saldrá entre los senadores Francisco Chahuán y Alberto Espina.

En la mesa y en varios sectores del partido, tenían como apuesta al senador Manuel José Ossandón, hasta que éste optó por dejar la colectividad y competir por fuera.

En RN insisten que no pueden correr el riesgo –como sí lo estaría haciendo la UDI- de no tener carta presidencial, y que luego, en marzo, Piñera los tome por sorpresa manifestando que no repostulará a La Moneda.

“En un escenario así, a ocho meses de las presidenciales, quedarse sin postulante podría ser fatal para las aspiraciones del sector de recuperar el gobierno. Y como el ex Presidente es alguien que se maneja de forma autónoma, sin control alguno, se requiere tomar este tipo de resguardos”, afirman en RN.

La evolución de Alejandro Guillier en las encuestas, y como fenómeno político, es otro de los aspectos que están observando con mucha atención desde el piñerismo, aun cuando consideran que Ricardo Lagos debiese ser finalmente el contendor.

Carlos Cuadrado S./El Muro

Foto: Agencia Uno

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here